La fugacidad

La vida es fugaz
Podes tener un trabajo
Y mañana no tenerlo más
Podes tener un proyecto
Y mañana no tenerlo más
Amistades que hoy están
Mañana puede que no estén más
Familia que hoy está
Mañana quizás no este
Un día tenes salud
Y mañana ya no la tenes más
Todo está en permanente cambio
Todo fluye
Como una pluma en el viento
Por eso disfruta el hoy
Mañana puede que lo que tenes hoy
Ya no lo tengas más

Que no te queden

Que no te quedes con cosas sin decir
Que no te queden palabras atragantadas
Que no te queden abrazos sin dar
Que no te queden besos sin dar
Que no te queden lágrimas sin llorar
Que no te queden risas sin compartir
Que no te queden cosas sin vivir
Que no te queden versos sin compartir
Que no te queden conocimientos sin adquirir
Que no te quedes con las ganas de nada
Hace todo, todo lo que puedas
La vida pasa
Y más rápido de lo que pensamos

Coronavirus

Es una pandemia

algo que nunca pasó

histórico

Miles de infectados

y de muertos

alrededor del mundo

Declaran cuarentena

no podemos salir

debemos quedarnos en nuestras casas

El aburrimiento

la preocupación

el miedo

la paranoia

son moneda corriente

Góndolas vacías en el supermercado

Las familias

las amistades

las parejas

todos separados

La tecnología nos ayuda a conectarnos

y a trabajar

y a cursar

pero muchos no tienen ese privilegio

no tienen un trabajo que pueda hacerse a distancia

y lo pierden

y hay gente que vive en la calle

que no tiene casa para hacer la cuarentena

y la gente no entiende

y sale igual

y se siguen contagiando

y no se sabe cómo va a terminar

La persecución

Una fría neblina llegaba desde la bahía atravesando los bosques. Unos jóvenes corrían escapando. Corrían cada vez más rápido pero los iban a alcanzar, era inútil. Ya estaban heridos y había muchos obstáculos en el camino. Corrían agarrados de las manos ayudándose entre si cuando tropezaban. Hasta que el cansancio y el miedo acumulados fueron un enemigo contra el que ya no podían luchar más. Él cayó y no se pudo levantar más. Movió la cabeza con lentitud, sonriendo y sudando y le dijo “sigue adelante”. Ella siguió, llorando mientras escuchaba el disparo.

Sin saber cómo encontró una casa. Golpeó la puerta, rogó que le abran. La puerta se abrió, una señora la dejo entrar. Finalmente ya estaba a salvo. La amable señora la dejo hospedarse allí esa noche.

-Hay varias habitaciones vacías. Puedes elegir en cual de ellas quedarte

-Muy bien; entonces, llévame a verlas

Un feriado

Un paseo de lunes de carnaval

la costanera

la cumbia

la gente

los pescadores

las cañas

la comida

Nos sentamos

a tomar unos mates

Pero hay algo

que me llama la atención

Un hombre que pesca

el pez que salta en el piso

y que es embolsado

Me da lastima ese pez

Pienso que yo lo habría devuelto al agua

Pero después veo al hombre

que trajo mil cosas

en una bicicleta

que es pobre

que no pesca por hobby

que pesca para comer

y pienso

que suerte que pesco ese pez

Música en Lacroze

Un día más de todos

la rutina

tomas el tren para llegar a casa

Pero hoy hay algo diferente

Se escucha música

Vas a ver que es

¿por qué hay tanta gente?

Ves unos músicos

solo dos

que suenan como seis

y mucha gente

gente que sale del subte

gente que iba a tomar el tren

gente de metrovías

gente que graba

gente grande que baila

ya no es un día más

ya cambio tu día

ya cambio tu viaje

y tal como el cartel que tenian de fondo

mientras cantaban

pensas el arte callejero no es delito

y seguis tu viaje

Aclaro que este poema fue escrito unos de esos bellos días en los que podíamos salir. Quería compartirlo para que nos imaginemos viajando. Si, pensé que nunca iba a decir esto pero cómo extraño viajar